Remedio para aliviar los calambres musculares en pocos días
Remedio para aliviar los calambres musculares en pocos días

Remedio para aliviar los calambres musculares en pocos días

Calambres musculares nocturnos: un remedio natural y efectivo

Remedio para aliviar los calambres musculares

Los calambres musculares son contracciones involuntarias y dolorosas de uno o más músculos, que suelen ocurrir durante la noche o después de hacer ejercicio. Aunque no suelen ser graves, pueden afectar a la calidad del sueño y al bienestar general.

Existen varios factores que pueden provocar o agravar los calambres musculares, como la deshidratación, el estrés, el exceso o falta de ejercicio, el uso de ciertos medicamentos o la deficiencia de algunos minerales como el calcio, el potasio o el magnesio.

Para prevenir y aliviar los calambres musculares, es importante seguir una dieta equilibrada y variada, que aporte todos los nutrientes esenciales para el buen funcionamiento de los músculos. Además, se recomienda beber suficiente agua, estirar los músculos antes y después de hacer ejercicio y relajarlos con masajes o baños de agua tibia.

Sin embargo, si los calambres musculares son frecuentes o muy intensos, se puede recurrir a un remedio natural y sencillo, que se basa en el uso de tres ingredientes: polen de abeja, vinagre de manzana y miel.

¿Cómo funciona este remedio?

El polen de abeja es un alimento muy completo, que contiene proteínas, vitaminas, minerales, aminoácidos y antioxidantes. Entre sus beneficios, destaca su capacidad para mejorar la circulación sanguínea, fortalecer el sistema inmunológico, regular el metabolismo y prevenir la anemia. Además, el polen de abeja es una fuente natural de calcio, potasio y magnesio, tres minerales esenciales para la salud muscular y ósea.

El vinagre de manzana es un producto que se obtiene de la fermentación del zumo de manzana. Tiene propiedades antibacterianas, antiinflamatorias, alcalinizantes y depurativas. Ayuda a eliminar las toxinas del organismo, a mejorar la digestión, a equilibrar el pH de la sangre y a prevenir las infecciones urinarias. Asimismo, el vinagre de manzana es rico en potasio, un mineral que interviene en la transmisión de los impulsos nerviosos y en la contracción de los músculos.

La miel es un producto natural que se elabora a partir del néctar de las flores por las abejas. Es un alimento energético, que aporta azúcares simples, vitaminas, minerales, enzimas y antioxidantes. Entre sus beneficios, se encuentran su poder antiséptico, cicatrizante, expectorante y calmante. Además, la miel es una fuente de magnesio, un mineral que participa en la relajación de los músculos y en la prevención de los calambres.

¿Cómo preparar y aplicar este remedio?

Para preparar este remedio, se necesitan los siguientes ingredientes:

  • Una cucharadita (de café) de polen de abeja.
  • Cuatro vasos (de 250 ml) de agua.
  • Cuatro cucharadas de vinagre de manzana.
  • Cuatro cucharadas de miel natural (preferiblemente de milflores).
  • Un recipiente con tapa.
  • Un frasco de vidrio con atomizador.

Los pasos a seguir son los siguientes:

  1. En ayunas, tomar una cucharadita de polen de abeja, masticándolo bien o disolviéndolo en un poco de agua.
  2. En un recipiente con tapa, mezclar el agua, el vinagre de manzana y la miel. Agitar bien hasta que se integren los ingredientes.
  3. Llenar el frasco de vidrio con atomizador con la mezcla anterior. Guardar en un lugar fresco y seco.
  4. A lo largo del día, tomar un vaso de la mezcla cada cuatro horas, preferiblemente antes de las comidas.
  5. En la noche, antes de dormir, agitar el frasco con atomizador y rociar la mezcla sobre la zona afectada por los calambres. Masajear suavemente con movimientos circulares hasta que se absorba el líquido.
  6. Repetir este proceso durante tres o cuatro días, o hasta que desaparezcan los calambres. Se puede repetir una vez por semana durante un mes, pero se obtienen resultados desde los primeros días.

¿Qué precauciones se deben tener?

Este remedio es natural y seguro, pero se deben tener en cuenta algunas precauciones:

  • No se debe usar este remedio si se es alérgico a alguno de los ingredientes, especialmente al polen de abeja o a la miel.
  • No se debe exceder la dosis recomendada de polen de abeja, ya que puede causar efectos secundarios como náuseas, vómitos, diarrea, dolor de cabeza o reacciones alérgicas graves.
  • No se debe aplicar el vinagre de manzana sobre heridas abiertas, quemaduras o irritaciones de la piel, ya que puede provocar ardor o empeorar la lesión.
  • No se debe consumir el vinagre de manzana si se tiene úlcera de estómago, gastritis, reflujo o problemas de acidez, ya que puede irritar la mucosa gástrica.
  • No se debe combinar el vinagre de manzana con medicamentos que puedan alterar el equilibrio ácido-base del organismo, como los diuréticos, los antiinflamatorios o los anticoagulantes, ya que puede aumentar el riesgo de sangrado o de deshidratación.
  • No se debe usar este remedio si se está embarazada o lactando, sin consultar previamente con un profesional de la salud.
  • No se debe sustituir este remedio por el tratamiento médico prescrito para los calambres musculares, sino complementarlo bajo supervisión médica.

Calambres musculares nocturnos – remedio natural

Con este remedio se consigue librar de los calambres musculares en 3 o 4 dias, si se lleva a cabo correctamente, además de seguir una dieta sana y corregir las carencias que los provoca (normalmente son causa del déficit de calcio, potasio o magnesio). En ayunas se toma una cucharadita (de café) de polen de abeja, a lo largo del dia se deben tomar 4 vasos – 250 ml de agua con una cucharada de vinagre de manzana y otra de miel natural (preferible milflores) por cada vaso. En la noche, antes de dormir se pueden aplicar masajes con vinagre de manzana y agua en proporción 1:1 sobre la zona afectada. Puede repetir 1 vez por semana durante un mes, pero se obtienen resultados desde los primeros días.

error:
Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia en nuestro blog. Puedes personalizar Aquí    Ver política de cookies
Privacidad